Cremas Corporales

Además de las cremas para el rostro, en el mercado se encuentran otras cremas que son más apropiadas para el resto del cuerpo. Algunas de estas cremas contienen los mismos ingredientes que las cremas para el rostro y otras tienen compuestos especialmente preparados para tratar los problemas de la piel del resto del cuerpo.

Los compuestos más comunes de las cremas corporales son:

  • Alfahidroxiácidos: Son ácidos que se encuentran en la uva, la caña de azúcar y los cítricos. Son compuestos naturales que incrementan la capacidad de la piel para eliminar las células muertas y retener el agua. Se utiliza en productos exfoliantes. Es un producto aconsejable para pieles deterioradas por el sol o muy gruesas.
  • N.M.F. Natural Moisturizing Factor (Factor Natural de Hidratación). Conjunto de sustancias, principalmente urea, aminoácidos y ácidos orgánicos, que mantienen el estado natural de hidratación de la capa más superficial de la piel.
  • Glicerina: hidratante y humectante. Se utiliza en distintos productos para una mejor conservación de los mismos, ya que ayuda a retener el agua dentro del envase e impide que se seque
  • Filtros UV: protege la piel de los efectos nocivos de los rayos ultravioleta.
  • Ceramidas: Las ceramidas son lípidos que se encuentran en la capa más superficial de la piel y que dan uniformidad, firmeza y resistencia a la piel. Las ceramidas que se utilizan en las cremas son productos sintéticos que cumplen esas funciones. Se utiliza tanto en compuestos antiarrugas como en cremas para tratar las estrías de la piel.
  • Oligoelementos: son minerales que tienen una función imprescindible en el metabolismo celular. Estimulan los intercambios producidos en la epidermis, participan en la síntesis de las proteínas y de las vitaminas y en la formación de los tejidos.
  • Pantenol ó provitamina B5: posee gran capacidad de penetración en la piel y actúa bien como humectante. Recomendado como uso post-solar y en irritaciones menores.
  • Ginkgo biloba: Tonifica y reafirma los tejidos, ayuda a mejorar la circulación de la sangre en la piel y se utiliza en cremas para el tratamiento de la celulitis o piel de naranja
  • Centella Asiática: Este compuesto se viene utilizando desde hace tiempo en las cremas anticelulíticas. Algunas de las funciones que tiene la centella asiática es que ayuda a mantener la piel tersa, colabora en el crecimiento de las uñas y pelo, tiene un efecto curativo muy potente, estimula el sistema circulatorio y ayuda a mantener la piel hidratada.

Para que los cosméticos estén muy bien conservados: se deben cerrar herméticamente para evitar que se introduzcan bacterias que sean capaces de deteriorar los compuestos activos. También se debe evitar dejar las cremas cerca de ventanas o al sol y se deben de guardar siempre en un lugar fresco y seco.