Enfermedades en la piel

La piel es el órgano más grande, más vulnerable y más visible del cuerpo humano. Por eso, las enfermedades de la piel son muy comunes y pueden llegar a resultar muy molestas. A menudo, las enfermedades de la piel pueden producir depresión y aislamiento debido a que son muy visibles.

La piel puede enfermar por deficiencias en el organismo, por reacciones alérgicas o por la acción de virus, bacterias u hongos que provocan infecciones en la piel. Las enfermedades más comunes de la piel son:

Acné: Que se produce cuando las glándulas sebáceas se llenan de células de piel muerta, desechos y bacterias y es muy común durante la adolescencia.

Alopecia areata (Calvicie): se trata de pérdida irregular del cabello, tanto de la cabeza como en el resto del cuerpo.

Psoriasis: La psoriasis está desencadenada por el sistema inmunológico y se caracteriza por la aparición de escamas de color blanco que producen picazón.

Cáncer de piel, melanoma y cáncer de células básales. El cáncer de piel puede empezar en un tejido fuertemente pigmentado, como un lunar o una mancha de nacimiento.

Quemaduras de sol: Las quemaduras en la piel producidas por la acción de los rayos solares, las padecen con más frecuencia las personas de piel clara. Esta piel se caracteriza por una piel que va del color rojizo al púrpura y que está caliente al tacto. Cuando se producen ampollas, esto se considera una quemadura de primer grado.

Eczema: Es una manifestación alérgica crónica caracterizada por picor e inflamación de la piel. La zona afectada normalmente se seca y produce escamas.

Dermatitis de contacto: Es una alergia de la piel producida por el contacto directo con elementos como cosméticos, detergentes, jabones, etc.

Urticaria: ronchas en cualquier parte del cuerpo, más común durante la infancia, en general se debe a alguna alergia a los alimentos.

Infecciones Bacterianas de la piel: Generalmente se producen infecciones en las zonas en los que hay una ruptura de la piel, por la que las bacterias penetran y la infectan.

Infecciones micóticas de la piel: Los hongos viven en la capa superior de células de la piel y en las áreas húmedas del cuerpo, como entre los dedos de los pies, la ingle, y debajo de los senos.

Pie de atleta: es la infección por hongos más común, Se produce como resultado de mantener los pies en zapatos cerrados durante mucho tiempo.

Infecciones Virales: Las infecciones más comunes durante la infancia son la rubéola, el sarampión y la varicela. Los tres grupos de virus que causan la mayoría de las infecciones virales de la piel son el virus del papiloma, el virus herpes simple, y el poxvirus.

Verrugas: después de acné, la verruga es el trastorno dermatológico del que más se quejan los pacientes. Las verrugas las produce un virus, y su aspecto es un trozo de piel duro, redondo y elevado, que por lo general tiene el mismo color que la piel.

Infecciones parasitarias de la piel: Son pequeños insectos o gusanos que anidan, viven y ponen sus huevos en la piel. Los más comunes son los piojos de la cabeza, las pulgas y el sarna.