PH de la piel

El pH es el grado de acidez de una sustancia y representa la cantidad de iones de hidrógeno presentes en una determinada materia. El nivel de pH del agua es 7, las sustancias menores de 7 son ácidas y las mayores de 7 son alcalinas

En la piel existe un tejido, que se encuentra entre la epidermis y dermis, llamado hipodermis, y que es conocido como “manto ácido” por tener un nivel de pH ligeramente ácido. La hipodermis es la encargada de lubricar la piel y protegerla de las bacterias y de la irritación.

El pH de la piel humana varía entre 4.5 y 5.9. Después de un lavado, la piel tarda de una a dos horas en retomar su nivel normal de pH. Si se produce un cambio en el pH que no es inmediatamente compensado, esto hace que la piel produzca más ácido.

Los niveles promedio de pH son de 4.85 para los hombres y de 5 para las mujeres, esta diferencia no es tan significativa como para justificar una formulación distinta de cosméticos destinados a hombres o mujeres alegando diferencias en los niveles de pH. El pH también varía según: la zona del cuerpo (el pH es menos ácido en axilas y entre los dedos) y según la edad, ya que los valores de pH son más alcalinos desde el nacimiento a la pubertad y en la vejez.

Cuando el pH de la hipodermis es más alcalino se produce dermatitis y prurito. Si una persona se lava demasiado frecuentemente con jabón corriente tendrá una piel más alcalina y estará propiciando el crecimiento de bacterias por desprotección de la piel.

Una alteración duradera de los valores de pH ácido en la piel puede favorecer las infecciones.