Piel Sensible

Las alergias son respuestas anormales o hipersensibles del sistema inmunológico ante antígenos relativamente inofensivos para el medio ambiente Algunas personas están genéticamente predispuestas a la hipersensibilidad. Cuando la piel se expone a los alérgenos (sustancia que puede producir hipersensibilidad), la exposición inicial conduce a un estado de hipersensibilidad y el cuerpo produce una reacción exagerada la siguiente vez que la piel entra en contacto con el alérgeno.

Muchas personas que padecen sensibilidad en la piel, también padecen de piel seca.

Los diferentes signos y síntomas de la piel sensible son:

  • Hormigueo, endurecimiento, o malestar cutáneo sin signos visibles.
  • Reacciona fácilmente a los productos que se aplican en la piel.
  • Reacción a factores externos: afeitado, el estrés, algunos procedimientos estéticos.
  • Enrojecimiento difuso, piel seca e irritación recurrente.

Generalmente la mayoría de reacciones alérgicas en la piel se da en las mujeres por el uso de cosméticos. Es importante tener información sobre cada producto utilizado por personas con piel sensible.

Se recomienda:

  • Usar polvos en lugar de maquillaje líquido.
  • Prestar atención y tirar el maquillaje vencido.
  • Lavar las brochas de maquillaje y las esponjas de forma regular para eliminar la suciedad acumulada y los gérmenes que pueden agravar la piel sensible.
  • Usar tonos tierra en los párpados, tales como colores crema, blanco y beige que causan menos irritación ya que tienen una menor concentración de pigmentos.
  • Uso diario de protección solar 15 o superior, que contenga sólo ingredientes de protección solar como el óxido de zinc o el dióxido de titanio, que a diferencia de los protectores solares químicos, desvían los rayos en lugar de absorberlos.